4 fases de un proyecto de Gamificación

4 fases de un proyecto de Gamificación

Una vez explicado los 5 factores que han impulsado la gamificación empresarial y las 11 claves de un proyecto de gamificación, en este post pondremos el foco en las cuatro fases principales en un proyecto de gamificación, llamado también “Player Journey”.

A la hora de desarrollar el proyecto hay que tener en cuenta cada una de estas fases y cómo el usuario va a evolucionar y progresar en cada una de ellas.

Las 4 fases de un proyecto de Gamificación

1. Descubrimiento (Discovery)

Cómo, cuándo y dónde el usuario conoce el proyecto. Que alguien conozca tu proyecto no significa que le atraiga o esté preparado para utilizarlo. Hay que optimizar la motivación que tienen los usuarios cuando lo descubren y empujarlos para que empiecen a jugar.

Esta fase finaliza cuando el usuario empieza a utilizar el producto o servicio que hemos creado.

2. Abordaje (Onboarding)

Durante esta fase hay que entrenar y familiarizar al usuario con las reglas, mecánicas y objetivos del proyecto. Es el punto crítico donde el usuario decidirá si continúa jugando o lo abandona definitivamente.

El usuario tiene que aprender estas reglas avanzando paso a paso en los primeros momentos del juego.

La utilización de técnicas basadas en First Time User Experience (FTUx), mejorarán de forma exponencial el primer contacto. Estas técnicas están orientadas a las primeras fases cuando se utiliza una aplicación de software. En los primeros pasos el usuario no podrá acceder a todas las funcionalidades de la aplicación, estas irán apareciendo según el usuario vaya avanzando en su utilización.

Esta fase termina cuando el usuario está preparado y listo para realizar todo el proyecto por sí mismo.

fases de un proyecto de gamificación

3. Acompañamiento (Scaffolding)

Es la fase donde el usuario desarrolla toda la actividad de la solución utilizando las reglas y mecánicas que ha aprendido en el abordaje. Durante esta fase se desarrollará la historia, se irán resolviendo los retos  y se irán alcanzando los objetivos marcados.

El punto más crítico en esta fase es mantener el flow” (Teoría del flujo), es decir el nivel de los retos tiene que ser los adecuados al nivel del usuario. Si el desarrollo del juego es muy sencillo para el usuario, éste se aburrirá y dejará de jugar, en caso contrario si la dificultad está por encima de sus posibilidades se creará una sensación de ansiedad que también llevará a su abandono.

4. Final (Endgame)

Es el momento donde el usuario, ya veterano, cree que ya ha hecho todo lo había que hacer en el juego y no queda nada más por explorar. Dependiendo si el juego se ha diseñado con una duración limitada (principio y fin) o bien se ha diseñado para que sea continuo (loop), variará la forma de acometer esta fase. Para la primera opción es fundamental un final épico donde el jugador se sienta satisfecho por los objetivos alcanzados, los retos superados, los logros obtenidos, acompañado con un desenlace emocionante de la historia creada.

Si por otro lado queremos que el usuario vuelva a jugar tenemos que incrementar la dificultad, creando nuevos niveles, retos y logros.

Esta fase se suele subestimar a la hora de desarrollar proyectos de gamificación, lo cual es un grave error. Un usuario satisfecho será nuestro mayor embajador del proyecto.

Consejos para aplicar la gamificación en todas la fases

Además de las fases, hay que tener en cuenta los siguientes puntos a la hora de acometer un proyecto de gamificación:

► Es importante contar con empresas y profesionales acreditados que nos ayuden a desarrollar con éxito nuestros proyectos de gamificación

► Estas empresas deben tener una metodología que se centre en cumplir los objetivos que perseguimos

► Hay que huir de empresas que sólo quieren vendernos sus juegos. Un proyecto de gamificación no tiene por qué ser un juego, lo importante es aplicar la teoría de gamificación a situaciones y proyectos reales

► La tecnología y las plataformas deben ser modulares de tal forma que nos permita aplicar las mecánicas que definamos sin restricciones

► En cualquier proyecto de gamificación que lancemos las reglas deben ser claras, intentando mantener en todo momento el “flow”, para que no sea muy fácil ni muy difícil

► Es muy recomendable testar el proyecto mediante una fase de pilotaje y realizar pruebas con un grupo de usuarios finales, con el fin de optimizar la aplicación antes de su lanzamiento

Medir todo. Debemos contar con analíticas en tiempo real que nos permitan verificar que estamos cumpliendo con los objetivos marcados y tomar medidas correctoras

 

Jose Antonio Garcia

About José Antonio García Ureña

Executive Director de Quodem

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.