El equilibrio entre la tecnología y el tacto humano, clave en el futuro de la medicina

El equilibrio entre la tecnología y el tacto humano, clave en el futuro de la medicina

Si en el anterior post hablamos del Value Based Healthcare, un nuevo paradigma sanitario que marcará el futuro de la atención médica, en esta ocasión nos adentramos en el futuro de la medicina.

Y lo hacemos de la mano del Doctor Francisco Pozo, una eminencia en el ámbito científico, que nos ayuda a entender el apasionante futuro de la medicina con las herramientas y los agentes más influyentes, pero también del peligro si no estamos preparados para lo que viene.

Los protagonistas del futuro de la medicina

Hoy en día, disfrutamos de avances que hace diez años habrían sonado a ciencia ficción, como las aplicaciones médicas para móviles y tablets, la realidad aumentada a través de las Google Glass, el superordenador Watson de IBM utilizado para la toma de decisiones médicas o la impresión de equipos médicos en tres dimensiones.

Teniendo en cuenta estas tecnologías, ¿cuáles son los protagonistas del futuro de la medicina? El Doctor Pozo los divide en “Agentes”, es decir, en los colectivos que mayor protagonismo tendrán, y en “Herramientas” o técnicas que más se utilizarán:

Herramientas Agentes
Práctica clínica Pacientes clínicos
Biología Biólogos
EMRS Matemáticos
Internet de las cosas Físicos
Big Data Bioinformáticos
Bioinformática Ingenieros
Inteligencia Artificial Éticos
Nanotecnología Abogados
Robótica Científicos Sociales

 

La tecnología no debe eclipsar al tacto humano

Aunque por un lado estas herramientas ofrecerán numerosas ventajas en el futuro del sector salud, como en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, por otro, tecnologías en constante mejora como la telemedicina, los robots quirúrgicos o la nanotecnología amenazan con eclipsar el contacto humano con la relación médico-paciente y la asistencia médica tal y como la conocemos.

“Esto implica un cambio en la medicina tradicional”, afirma el Doctor Pozo, ante el cual, “las instituciones, los médicos, las ciudades y todos en general debemos estar preparados si no queremos perder esta oportunidad”. De lo contrario, Pozo asegura que perderemos esa oportunidad y el sistema médico evolucionará a un servicio puramente tecnológico sin interacción personal.

“Aunque parezca que con tanta tecnología podamos prescindir de él, el tacto humano sigue siendo muy importante para la práctica diaria. La tecnología no debe sustituir a la solidaridad social”, sentencia el Doctor Pozo.

Por lo tanto, el reto en el futuro de la medicina es encontrar el equilibrio entre la relación médico-paciente y la incorporación de tecnologías cada vez más seguras y útiles para la medicina, con el fin de mejorar la calidad en la atención a los pacientes.

Luke Fildes - “El Doctor”.

Luke Fildes – “El Doctor”.

 

Diego Ochoa

About Diego Ochoa

Responsable de Marketing en Quodem

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.