4 motivos para incluir el diseño ux en un proyecto

4 motivos para incluir el diseño ux en un proyecto

El diseño ux surge de la propia evolución del sector digital y actualmente se entiende como una forma de abordar la creación de productos centrándose en dos fases: una para entender necesidades de negocio y de usuario final, recogiendo insights, iterando y dando forma al producto en fases iniciales de conceptualización. Y otra, la fase de ejecución, para alinear procesos de trabajo con el foco puesto en el usuario final, permitiendo un desarrollo incremental y testeable.

En ux confluyen la técnica y estandarizada usabilidad, muy ligada a calidad de software con la perceptible pero aparentemente menos formal estética de la interfaz de usuario, es decir, la capacidad de la interfaz de usuario  de agradar y satisfacer la interacción con el usuario. No vale con crear software que podamos manejar, sino que debemos hacerlo de una manera que al usuario le resulte agradable a la hora de interactuar.

Y ha seguido ampliando su radio de acción, primero para incorporar background de negocio a su conocimiento de base y así investigar sobre necesidades de cliente, segundo para probar con usuario final el producto y medir si el trabajo realizado responde o no a las necesidades de usuario o puede ser mejorado.

Los 4 motivos para incluir el diseño ux en tu proyecto

1. Agradar y satisfacer la interacción

Norman, fundador junto con Nielsen y Tognazzini del NNGroup: Nielsen Norman Group, consultora de referencia en UX, habla de emociones ante el diseño de un producto y las clasifica como viscerales (intuitivas), conductuales (interacción con el producto) y cognitivas (pensamientos y recuerdos que surgen al utilizar el producto).

El desarrollo de software ha dejado de ser un campo casi exclusivo de informáticos. El diseño ux incorpora un rosario de conocimientos que bebe de fuentes muy dispares: negocio, marketing, ergonomía, diseño industrial, diseño gráfico, ciencias sociales… todos ellos puestos al servicio de crear nuevos productos que lleguen a usuarios ya digitalizados y en un entorno maduro.

Por lo tanto, ya no hablamos de aprender a utilizar aplicaciones, sino que de una buena o mala experiencia de uso queremos cubrir necesidades emocionales.

Pirámide de Maslow para la jerarquía de diseño de necesidades del usuario

2. Útil y me gusta. Usable y con valor emocional

Conseguir una buena experiencia de uso no es tarea fácil. Previamente hay un largo camino que debemos recorrer y de forma metódica para despejar los cientos de incógnitas que surgen en la fase inicial de descubrimiento del proyecto, lo que se conoce como el “fuzzy front end”.

proceso de diseño ux

Guión de Damien Newman en el proceso de diseño

Ux interviene en estas fases iniciales con la metodología de Diseño Centrado en el Usuario que nos ayuda a rebajar de forma paulatina e iterativa la incertidumbre e ir  a aterrizando las ideas en prototipos que nos permiten dialogar y construir, generando curvas de aprendizaje sobre el producto muy tempranas.

Proceso de trabajo en ux en Quodem

3. Rebajar la incertidumbre paso a paso: aprender, iterar y construir. ¿Cómo?

1.- Con la recogida de requerimientos en formato visual y de forma incremental, co-creando con el cliente, mediante la utilización de prototipos

2.- Generando y transmitiendo en fase de conceptualización la curva de aprendizaje del producto de manera iterativa colaborando con el cliente

3.- Creando conocimiento validado para el futuro equipo de trabajo en fases tempranas

4.- Sabiendo que todo ese trabajo previo facilita la alineación de equipos de trabajo multidisciplinares, que podrán participan aportando soluciones orientadas a mejorar el producto

5.- Todo esto nos permite crear un flujo de trabajo orientado al desarrollo incremental y flexible

4. El buen diseño es invisible, el mal diseño genera frustración

Hemos conseguido responder a todas las preguntas fundamentales para entender nuestro cliente, nuestro usuario y nuestro producto. Ahora toca el duro trabajo de hacer magia y transformar todo el conocimiento abstracto en un tangible.

4. La Experiencia de Usuario es un catalizador que nos ayuda a alinearnos en la consecución del proyecto

Intuimos que la ejecución de un producto de software implica la colaboración de por lo menos dos áreas que entendemos tienen habilidades y capacidades muy distintas: los que programan funcionalidades y trabajan de manera “invisible” y  los que confeccionan el entorno visual que utilizamos. A la primera la dotamos de una visión muy pragmática y funcional basada en estratos de trabajo que no vemos, pero que resultan imprescindibles en la interacción y el uso, a la segunda de una orientación visual que nos parece más perceptible y emocional.

Son muchos los roles que forman el equipo de magos: negocio, desarrollo, diseño, testing, cliente y diseño ux. Serán sus habilidades tanto personales como profesionales: alineación, retroalimentación, colaboración y aporte de soluciones basadas en el conocimiento. Las que generen un producto consistente, con buena experiencia, atractivo y pensado para el usuario final.

El diseño ux ejercerá un rol de facilitador que permita no perder el foco en el usuario final y conocer el producto en profundidad en todo momento y por todos los integrantes del equipo, para que la experiencia de uso se mantenga y pueda ser probada y medida.

 

Integración de la metodología de Diseño Centrado en el Usuario en la creación de software

Conclusión: el diseño ux es vital para un proyecto

UX posibilita un entendimiento más amplio, temprano y global de los proyectos y nos permite alinear esfuerzos de manera coordinada ayudando en fases iniciales a definir el producto, lo que permite ampliar de manera rápida la transmisión de conocimiento al equipo de trabajo, reduciendo el tiempo de la curva de aprendizaje y despejando incógnitas que pueden convertirse en problemas de no ser detectadas.

Actúa como correa de transmisión cliente-desarrolladores-usuario final, con unas funciones muy orientadas a facilitar en todo momento los procesos de trabajo y comunicación internos, permitiendo un feedback constante.

Todo este trabajo tiene como meta propiciar procesos de testeo y afinación del producto medibles, que nos permitan crear un producto eficaz, honesto y con valor. Incluye UX en tu proyecto.

 

 
UX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.