Value Based Healthcare: la sanidad centrada en el valor

Value Based Healthcare: la sanidad centrada en el valor

¿Qué es el Value Based Healthcare?

El Value Based Healthcare es un concepto relativamente nuevo, ya que está basado en las investigaciones del profesor Michael Porter, fundador en 2012 de la institución para el fomento e implantación del Value Based Healthcare: ICHOM.

Según Porter, el Value Based Healthcare se define como los resultados relevantes para el paciente, divididos por los costos por paciente a lo largo del ciclo completo de atención para lograr esos resultados:

Value Based Healthcare

Este nuevo paradigma sanitario, fruto de los avances tecnológicos, la innovación científica y los cambios culturales de los pacientes, implica un cambio de la medicina tradicional, basada en la cantidad de los servicios prestados, a una medicina basada en el valor de los mismos, es decir, en la calidad.

Modelo tradicional Value Based Healthcare
Volumen de servicios Valor
Cantidad Calidad
Los proveedores de servicios de salud se sienten incentivados al realizar tantos servicios como sea posible: más costos. Los proveedores de servicios de salud se sienten incentivados a realizar una atención de calidad que mejore los resultados de los pacientes
Atención reactiva y transaccional Atención proactiva y preventiva
Escasez de tecnología Médicos empoderados con nuevas tecnologías
Ausencia de análisis sofisticados Uso de datos para mejorar la salud del paciente

Pilares del Value Based Healthcare

El Value Based Healthcare se desarrolla a partir de 4 pilares clave:

► Establecimiento del contexto, políticas y instituciones para generar valor en salud

► Estandarización: qué variables medir y cómo medirlas en los procesos asistenciales para una patología en concreto, con el fin de poder comparar los resultados obtenidos por paciente, independientemente del hospital o servicio. Necesidad de ajustar el riesgo en función de la tipología del paciente (edad, comorbilidades, etc) para homogeneizar el valor aportado a cada paciente

► Transparencia y competitividad: La transparencia y comunicación de los resultados obtenidos entre los distintos proveedores de salud promoverán la mejora de los procesos asistenciales al fomentar la competitividad entre los mismos

► Valor para el paciente: Creación de los standards sets (información estandarizada a recoger por patología) orientados a identificar el verdadero valor creado para el paciente

Ventajas del Value Based Healthcare

La atención médica basada en el valor es el equilibrio óptimo y sostenible entre una alta calidad de la atención, una alta calidad de vida y unos costos sostenibles. Si se consigue, ¿qué beneficios tiene una sanidad centrada en el valor aportado al paciente?

►Reducción los costes, con una transformación de la atención médica basada en la rentabilidad. El Value Based Healthcare se enfoca en maximizar los resultados por cada euro gastado.

►Mejora de la calidad de la sanidad, reduciendo los errores médicos y generando valor en la atención médica

Obtención de mejores resultados: gracias a las herramientas de obtención de datos es posible prevenir enfermedades y mejorar la salud de la población

Aumento la satisfacción del paciente: al reducirse los errores médicos y recompensar a las organizaciones de atención médica que rinden mejor

►Mantener bien informados a los pacientes: gracias al uso de la tecnología se aprovecha todo el potencial de la información de atención médica

En definitiva, una sociedad más saludable

Value Based Healthcare

Agentes involucrados en el Value Based Healthcare

El Value Based Healthcare es un desafío para todos los agentes involucrados al cambiar su papel tradicional en el ecosistema de atención médica:

►Proveedores: tienen las herramientas para saber cómo los tratamientos influyen en la calidad de vida

►Consumidores (Profesionales Sanitarios): eligen los tratamientos más adecuados gracias a esas herramientas, mejorando la satisfacción del paciente

►Empresas farmacéuticas: contratan a los proveedores para facilitar los dos puntos anteriores

►Gobiernos (Administración pública sanitaria): desarrollan políticas que apoyan la atención médica basada en el valor

►Pacientes: se benefician de este nuevo modelo mejorando su calidad de vida y gastando menos dinero para lograr una mejor salud

¿Con qué herramientas se consigue el Value Based Healthcare?

►Informática de datos y salud: Una de las claves del éxito del cambio del volumen al valor es la agregación de datos con el fin de desarrollar métricas centradas en el paciente para tener indicadores de valor

►Digitalización de los estándares de recogida de datos asociados a la patología que sobre la que se desea trabajar

►Benchmarking, investigación y herramientas: este nivel de detalle que ofrecen los datos requiere una evaluación comparativa sistemática, nuevos tipos de investigación y el desarrollo de sofisticadas herramientas de apoyo a la toma de decisiones

Conclusión: implementar el Value Based Healthcare es un reto y una necesidad

La implementación del Value Based Healthcare es un reto en el que es fundamental la participación de todos los agentes involucrados para superar todas las posibles barreras: falta de tiempo del personal, incertidumbre en la fuente de ingresos, capacidad de comprender la complejidad del riesgo financiero, escasez de recursos para informar, validar y usar datos, etc.

No en vano, este nuevo marco de actuación en los sistemas de salud es muy beneficioso para la población, ya que ofrece una experiencia de atención donde los pacientes reciben una atención más coordinada, apropiada y efectiva, mejorando la salud de las personas y la de sus comunidades. El futuro de la sanidad que ya está muy presente.

Diego Ochoa

About Diego Ochoa

Responsable de Marketing en Quodem

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*